Como Reparar las Grietas de las Paredes de tu Casa, ¡muy fácil!

Reparar las Grietas de Paredes

¿Has notado como en algunos lugares de tu casa existen unas pequeñas, medianas y a veces unas feas y grandes grietas?quimicos

Sí, es algo que no es nada estético y no se ve bien, pero no creas que necesitarás de algún especialista para poder remediar la situación, con tan solo unos sencillos materiales y herramientas, tu mismo(a) puedes realizar un trabajo mas que perfecto.

 

Materiales a necesitar:

  • Antioxidante (en caso de ser necesario)
  • Cemento gris en polvo.
  • Agua limpia.
  • Yeso blanco ( opcional)
  • Guantes y lentes de seguridad.

 

Herramientas:

  • Martillo o mazo.
  • Cuchara de albañil o paleta.
  • Llana de acero ( de preferencia con esponja)
  • Cincel o también conocido como Cortafrío.
  • Espátula.

Si de una minúscula grieta se trata lo que necesitas hacer es preparar una mezcla de yeso y agua. El yeso al mezclarse con agua se endurece de manera sumamente rápida, así que ve preparando poca cantidad y evitarás que te gane el tiempo y termines con un yeso endurecido. (no vale añadir más agua para volverlo a ablandar, pues tenderá a agrietarse y caerse)

Con un poco de yeso de consistencia pastosa, ve rellenado las pequeñas grietas y trata de que el yeso se meta muy bien en la grieta empujando con una espátula. Si en el camino te encuentras con una parte que se ha caído algo de material de la pared, usa agua limpia y humedece un poco la zona, no demasiado. Luego ya podrás rellenar poco a poco el espacio, no trates de que quede relleno en un solo intento, pues te aseguro que no lo lograrás y te quedará mal.

Cuando notes que ya casi hallas rellenado por completo el hueco, haz uso de la llana y con otro poco de yeso recién hecho da el terminado liso que tenía la pared, la propia pared y la llana de acero te guiarán para que quede liso y no quede hundido o que te pases y quede yeso de más.

Un tip para dar acabado extra liso es que una vez que el yeso se ha endurecido (pero no secado, como en 2 minutos) es tomar poca agua y esparcir sobre el yeso, luego frotamos con algo muy liso como la espátula, lo haremos suavemente y verás que sentirás como el yeso se pone viscoso. También puedes usar tus manos por si hay que afinar en lugares curvos o esquinas.

En el siguiente vídeo te mostramos como puedes reparar la pared para una grieta mas grande y que necesitará algo más que simple yeso y agua. Verás que no es tan difícil como pensabas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *